Obediencia Básica

Se trabaja directamente con el perro, es necesario que el dueño esté presente en los entrenamientos para que pueda aprender todo lo referente a la enseñanza con la mascota.

Se fomenta la vinculación entre perro y amo, se fortalecen los nexos y se enseña un canal de comunicación para que el dueño pueda entender a su mascota y viceversa.

Es importante que el perro aprenda la obediencia en un idioma diferente al que dominamos para que más nadie tenga acceso a él. El perro aprenderá: A sentarse, echarse, caminar a tu lado con o sin correa, venir al llamado y quedarse quieto cuando se le indique.

Se enseñará al perro a pasear con la correa sin halar de ella. Se trabajará el problema de la territorialidad y posesividad con juguetes y/o comida. Reforzaremos normas de comportamiento dentro de la casa y se dará inicio al trabajo fuera de ella.

Problemas como destrucción de muebles, orinada de paredes, comer o morder los rodapiés, rasguñado de las puertas, ladridos incontrolables, etc. serán trabajados en combinación con los ejercicios de obediencia básica.